Guía de Compra

CONOCER SITUACIÓN.

Seleccionar un audífono o un auxiliar auditivo que nos ayude a escuchar mejor puede ser una tarea complicada si no conocemos los beneficios de cada audífono y cuál de ellos es apropiado para nuestra necesidad.  El mercado esta lleno de ofertas y es importante tener en cuenta algunos detalles para poder tomar la opción correcta.  A continuación nos permitimos darle algunos consejos.

Es importante saber cuando vamos a buscar un audífono ya sea para nosotros o para alguien más el tipo y nivel de pérdida auditiva que se tiene, a su vez debe conocer si está habilitado o no para usar un auxiliar de audición. Esto lo conocerá  a través de evaluaciones completas que las podrá realizar en el centro médico o auditivo de su preferencia.  A partir de ese momento usted ya sabrá si está buscando 1 o 2 audífonos y que potencia debe tener el o los aparatos, también podremos tener la expectativa de exito al adaptarnos los audífonos adecuados para el tipo de hipoacusia que tengamos.

 

El siguiente paso y quizás el más engorroso puede ser la selección del nivel tecnológico adecuado.  En el mercado existen diversas segmentaciones para este campo, muchas casas auditivas lo sugieren a través de “Canales” como un medio de diferenciar la calidad, entendiendo que a mayor cantidad de estos se tiene un producto más sofisticado.  Lo que debemos entender en este punto es que a mayor nivel de tecnología el audífono se vuelve más versátil y se adaptará a diversas situaciones de audición con mayor facilidad, permitiéndole tener un comfort auditivo en todo momento.  Por poner un ejemplo, si usted es una persona activa, trabaja con varias personas, asiste a restaurantes, integra reuniones de debate, va a clases, sale a la calle, conduce automóvil, le gusta escuchar música, le molestan los ruidos y cambia constantemente de situación entre una y otra pues necesitará usar la tecnología más avanzada, sin embargo si nuestra actividad es baja, paramos en casa y no sale mucho de ella e interactuamos muy poco con la gente, necesitaremos un nivel tecnológico más bajo.

 

Luego de tener la tecnología asignada necesitaremos determinar el tipo de audífono, existen los que van detrás del oído y los que van dentro. Los que van dentro del oído se les llama intracanal, estos toman la forma del conducto auditivo y puede ir más adentro llamándolo CIC o más afuera denominándose ITE.  Estos productos brindan un alto nivel estético debido al tamaño que se vuelve imperceptible a simple vista, son bastante pequeños y están recomendados para personas jóvenes que puedan maniobrarlos sin mayor problema. Luego tenemos la línea que va detrás del oído o retroauriculares, en este grupo los productos son más fáciles de manipular, suelen tener mayor duración y menor consumo de baterías por año.  A pesar que son audífonos que se adaptan desde afuera del oído, son aparatos sumamente pequeños, cómodos, ligeros y compatibles con los anteojos, muy estéticos e imperceptibles, recomendados para personas mayores.

 

Los audífonos para sordera son importados, es importante conocer de donde proceden ya que esto nos permite inferir el cuidado en la fabricación, preocupación en la tecnología, responsabilidad y ética en la producción.

 

En este punto es importante resaltar que los audífonos no son nada si no tenemos un soporte auditivo adecuado, el servicio de adaptación y post venta nos lo brindará la casa auditiva que elijamos, por eso debemos tener en cuenta la cercanía a nuestro domicilio, el tiempo que lleva en el mercado, la atención y vocación de servicio, el profesionalismo, el nivel tecnológico con que cuentan.

Estos detalles permitirán que usted elija la mejor opción para mejorar su audición, esperamos que esta información haya sido de utilidad para usted y si desea que lo asesoremos gratuitamente en un caso en particular póngase en contacto con nosotros a través de nuestro correo info@hansaton.pe o llámenos a nuestro teléfono 2266821, un especialista de Hansaton le guiará gustosamente.